Airbus ha probado con éxito un kit de demostración de extinción de incendios extraíble en el avión de transporte de nueva generación A400M durante una campaña de pruebas de vuelo en España.

La campaña de prueba se llevó a cabo en condiciones de luz diurna con una altura operativa mínima de 150 pies, velocidades de vuelo tan bajas como 125 nudos y caídas de hasta 20 toneladas de agua del tanque actual en menos de 10 segundos. El objetivo principal de la campaña es validar la cantidad y el tiempo de caída de agua, así como la capacidad del A400M para desempeñar esta nueva función con el kit.

El desarrollo de este prototipo y las pruebas se han realizado en estrecha colaboración con el Grupo 43 del Ejército del Aire español, así como con las autoridades europeas en operaciones de Extinción de Incendios y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

“El desarrollo de este kit de extinción de incendios es una parte intrínseca de nuestro viaje para ayudar a crear un mundo más sostenible y seguro, no solo con nuestras acciones sino también a través de nuestros productos. Creemos firmemente que el A400M puede desempeñar un papel vital en la lucha contra la amenaza cada vez mayor que representan los incendios forestales y apoyar la restauración de los sistemas sociales y ambientales”, dijo Mike Schoellhorn, CEO de Airbus Defence and Space.

La solución de extinción de incendios de Airbus creada para el A400M es un kit roll-on/roll-off (RORO) que no requiere modificaciones en la aeronave y, por lo tanto, es intercambiable con cualquier aeronave de la flota A400M. El agua se almacena en un depósito fijo en la bodega de carga, y retenida por dos puertas independientes. Estas puertas están conectadas a dos tuberías de inundación, por lo que cuando se activa la descarga, el agua es expulsada a través de dos tramos al final de la rampa. La introducción de esta solución RORO permite una reacción rápida ante incendios imprevistos y la reconfiguración de la aeronave para cualquiera de sus otras funciones.

Debido a su capacidad de vuelo a bajo nivel y su maniobrabilidad a bajas velocidades, el A400M puede arrojar con precisión cargas útiles de agua a alturas muy bajas, hasta 150 pies. En el futuro, además del desarrollo de la versión de producción de este kit, Airbus analizará esta operación también en condiciones nocturnas, reforzando la eficiencia y eficacia de la misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.