Más de 10.000 colaboradores certificados en atención de pasajeros con espectro autista y la implementación de una cinta (lanyard) que permite visibilizar las discapacidades invisibles, son las nuevas medidas que LATAM está implementando para mejorar la experiencia de viaje de pasajeros con autismo.

Las iniciativas fueron posibles gracias al apoyo de Autism Double-Checked, organización dedicada a preparar y promover en la industria una atención más adecuada para personas con autismo y el programa Sunflower para discapacidades invisibles, que busca facilitar discretamente la identificación de las personas en una situación de discapacidad que no es posible reconocer a simple vista.

LATAM se convirtió así, en el primer grupo de aerolíneas de la región en recibir una certificación por capacitar a sus colaboradores para asistir a pasajeros con autismo y en sumarse al programa Sunflower para discapacidades invisibles.

“Algunas condiciones asociadas a los viajes como los ruidos y las aglomeraciones hacen que esta experiencia sea todo un desafío para las personas con autismo. En LATAM queremos ser un aporte a un mundo que no discrimine, sino que incluya, por lo que junto a Autism Double-Checked y Sunflower nos hemos unido para generar procesos de cambio que permitirán una mejor experiencia de viaje a nuestros pasajeros. Seguramente, no podremos abarcar todas las situaciones que puedan acontecer, pero creemos que estas iniciativas nos ayudan a estar mejor preparados”, dice Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group.

Los más de 10.000 colaboradores realizaron un entrenamiento que considera tres pasos: Autism Aware, que proporciona las herramientas de sensibilidad requeridas. Autism Ready, que brinda a los trabajadores la información específica del trabajo y capacita sobre las situaciones que pueden surgir y cómo abordarlas. Y Autism Double-Checked, que corresponde a la publicación de la información para que la comunidad de autismo pueda guiarse y hacer más ameno su vuelo en LATAM.

«Estamos muy contentos e impresionados con la comprensión que tiene el grupo LATAM sobre los viajes para personas con necesidades especiales y el papel que están desempeñando en la creación de un mejor ambiente a bordo para los pasajeros autistas. Las familias con personas autistas están ansiosas por viajar y el grupo LATAM está abriendo nuevas oportunidades a esta comunidad”, dice Alan Day, cofundador de Autism Double- Checked

Asimismo, el grupo LATAM se unió al programa Sunflower para discapacidades invisibles, el cual tiene como objetivo facilitar la identificación de pasajeros que posean alguna discapacidad que no se pueda percibir a simple vista por medio de una cinta (lanyard). En esta primera etapa de implementación, LATAM pondrá el lanyard a disposición de pasajeros con baja visión, pérdida de audición y trastorno del espectro autista (TEA). Este estará disponible de manera gratuita y podrá ser solicitado en los counters de check in de los principales aeropuertos donde opera el grupo.

“Estamos muy contentos de que la primera aerolínea de Sudamérica, LATAM, se haya unido a la red global Hidden Disabilities Sunflower. Esto permite que los pasajeros que tengan una discapacidad invisible puedan estar aún más cerca de ser reconocidos y apoyados donde quiera que viajen al usar su lanyard de Sunflower. Asimismo, felicitamos a LATAM por trabajar con Autism Double-Checked y facilitar que los pasajeros autistas tengan un vuelo más ameno”, dice Paul White, CEO de Hidden Disabilities Sunflower.

Las iniciativas anunciadas vienen a complementar el trabajo que está realizando el grupo para mejorar la atención de pasajeros con autismo como, por ejemplo, brindar acceso al counter y embarque de atenciones especiales. Además, se ha estandarizado el lenguaje, utilizando terminología apropiada e inclusiva en las comunicaciones y manuales de procedimientos del grupo para referirse a las personas en situación de discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *